Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Radio Online

EN DIRECTO

Botones

Polémica entre PP y Junta sobre la existencia de unidad de quimioterapia en Huércal Overa

Parlamentarias populares anuncian que exigirán este servicio mientras la Delegación de Salud asegura que ya se presta en La Inmaculada


 



 Javier Irigaray / 11·09·2015 

Todo empezó el pasado 30 de julio. Aquel miércoles, el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, afirmó en la comisión de Salud del Parlamento andaluz que “en todos los hospitales comarcales del SAS están implantadas las unidades de tratamiento quimioterápico, con el objetivo de acercar el tratamiento al lugar donde viven los pacientes” y que “todos los andaluces disfrutamos de una igualdad de acceso a la tecnología”.
Tres semanas más tarde, el 19 de agosto, Carmen Crespo y Aránzazu Martín, parlamentarias almerienses del Partido Popular, anunciaron en rueda de prensa que su grupo va a presentar una Proposición No de Ley en la Cámara andaluza exigiendo a la Consejería de Salud “la implantación de las unidades de oncología y quimioterapia en los hospitales comarcales de Poniente y La Inmaculada”, ya que, según explicó Espinosa, “en Almería tenemos dos hospitales comarcales [los del Poniente y Huércal Overa] y no hay unidad de tratamiento quimioterápico en ninguno de los dos, lo que quiere decir que el Consejero de Salud no sabe cuáles son los medios que hay en Almería ni las necesidades que tenemos, y nosotros, desde el PP, le exigimos una rectificación, que se tomen medidas desde la Consejería, y esperamos que todos los grupos políticos apoyen nuestra iniciativa porque entendemos que es de justicia para los almerienses”.
La parlamentaria del PP ha explicado que “uno o dos especialistas en Oncología” se desplazan una vez a la semana a Huércal Overa para atender a pacientes de este distrito sanitario.
Sólo un día después, la delegación de Salud en Almería salía al quite desmintiendo las acusaciones vertidas desde el Partido Popular y afirmaba, en un comunicado, con total rotundidad, que “los pacientes oncológicos tienen garantizada su asistencia” y que “el Hospital de Huércal Overa cuenta con unidades de tratamiento quimioterápico”.
Salud afirma, además, que “la Inmaculada ha doblado el número de sesiones de quimioterapia en los últimos cinco años. En el año 2010, se realizaron 701 sesiones de quimioterapia oncológica y, en 2014, las sesiones realizadas se elevaron a 1.506. En este centro, se ofertan además otro tipo de tratamientos oncológicos como son la hormonoterapia y la Bio-Inmunoterapia. El número total de pacientes atendidos en consultas de Oncología del Hospital La Inmaculada en 2014 fue de 1.064 pacientes, de los que un 7% fueron primeras consultas”.
En lo concerniente al servicio de Oncología en Huércal Overa, añadían desde la Delegación que “el Hospital de La Inmaculada cuenta con una sala de once sillones y una cama, así como otras dependencias propias de este tipo de unidades, y con un equipo de seis profesionales que garantizan la atención. Este dispositivo funciona de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 8 de la tarde. Los principales procesos oncológicos que se tratan en este Hospital de Día son cáncer de mama, algunos pacientes con cáncer colorrectal y procesos oncológicos hematológicos”.

UGT aclara

Ante panoramas tan diferentes como el mostrado por las parlamentarias populares y el descrito por la Delegación de la Consejería de Salud, preguntamos a un portavoz de los trabajadores, en concreto al médico y responsable de sanidad de UGT para el área sanitaria norte de Almería, Jacinto Lizarán.
“En Huércal Overa –afirmaba el sindicalista- se operan muchos tipos de tumores, como los de mama o la mayoría de los de colon siguiendo los mismos protocolos que en cualquier otro hospital. Los martes hay una consulta de Oncología que en ningún momento se ha cerrado, ni siquiera en verano, y se administra quimioterapia, también hematológica a pacientes afectados por leucemia. Esa es la realidad. Como tal, no existe un servicio de Oncología completo, pero sí atención en consulta y se operan tumores, no todos, como tampoco se operan todos los tipos de tumores en Torrecárdenas, en el Carlos Haya de Málaga ni en el Gregorio Marañón de Madrid. Lo que no tenemos en Huércal Overa es radioterapia, pero la ‘quimio’ que aquí se prescribe, también se administra. Ahora bien, pacientes con tumores que tienen metástasis muy avanzadas, que requieren de un tratamiento muy selectivo o que afectan a determinadas partes del organismo, hay que derivarlos a otros hospitales con recursos específicos. No todos los cánceres se tratan en España”.
“No se puede decir –matizaba Lizarán- que no existe atención, pero hay que reivindicar que se vaya avanzando. Tal vez habría que pedir la incorporación de dos oncólogos y que la consulta, en vez de abrir un día a la semana, lo hiciera dos. La política a seguir no puede ser como la que ha habido en este país, de construir aeropuertos o autopistas que luego no usa nadie. Los afectados son enfermos que se atienden de inmediato. No se deja nunca en espera a un paciente con un cáncer”.
Para el médico “en nuestra área hay otras urgencias en materia de sanidad, como el que en verano se cierren consultas y plantas en el Hospital cuando somos una zona turística que incrementa su población precisamente en estas fechas. Ya puestos a ir a una ‘guerra’ para conquistar votos, podían empezar por asuntos como éste”.
“Errores como el de negar la existencia de atención oncológica y quimioterapia en La Inmaculada es un síntoma de que la oposición, como el gobierno, no consulta a los profesionales, porque si le hubieran preguntado a alguno, le habría contado la realidad, como yo estoy haciendo ahora. Como servicio, no existe, pero sí que se presta la atención médica especializada”, concluía Lizarán.
“Lo que no hay en Huércal Overa –aclaraba el de UGT- es servicio de Medicina Nuclear, que requiere un aparataje caro y necesita los especialistas correspondientes para implantar una unidad de Oncología completa con tres doctores más el resto de personal adjunto necesario. No hace tanto tiempo que se instauró ese servicio en Almería, así que podemos hacernos una idea de lo que tardará en llegar aquí. Ahí sí que los políticos tienen mucho que decir”.
“Ahora se avecinan unas elecciones y todos van a prometer nuevos servicios en el Hospital de La Inmaculada pero, una vez que transcurran, la realidad siempre es que vendrán más recortes. Ya está anunciándolos el Consejo Europeo, aunque aquí no parezca darse nadie por enterado. El cierre de plantas en verano es ya un hecho generalizado y asumido con naturalidad por la población. Ese cierre, que empezó siendo de un mes, ya se extendió el año pasado hasta finales de noviembre. Servicios como el de Mojácar Playa debería reforzarse más en temporada turística alta, cuando la afluencia de usuarios crece disparatadamente. No es sólo una cuestión del ámbito sanitario, es que afecta a un pilar básico de nuestra economía. Si el turista no ve una atención en condiciones, elegirá otro destino que le ofrezca más garantías”, sostenía el sindicalista.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...